Seguro por kilómetro recorrido: la nueva apuesta de SBS Seguros

A través del monitoreo del servicio, se podrá establecer patrones de conducción, que determinan la pericia y prudencia del conductor.

BS Seguros acaba de lanzar su más reciente apuesta de seguros para automóvil, un servicio que factura por kilómetro recorrido.

Este producto se basa en la telemática, un sistema de datos que a través de monitoreo, provee los datos de uso de cada usuario, lo que fundamenta un producto hecho a la medida de cada cliente: ya no funciona la tarifa única, sino la tarifa de acuerdo a cada usuario, con variables como tipo de vehículo, tiempo de uso del automóvil, distancias recorridos, rutas habituales, y aún más personalizado, hábitos de conducción.

Esto quiere decir que a través del monitoreo del servicio, se podrá establecer patrones de conducción, que determinan la pericia y prudencia del conductor, basado en movimientos bruscos, frenazos repentinos y aceleraciones súbitas.

Así, se tendrán los registros de la rutina de cada cliente y su comportamiento conduciendo. Aprovechando coyunturas como la pandemia y el reducido uso obligado del carro, acompañado de los periodos que el auto permanece fuera de las calles -por factores como el pico y placa-, se produce un registro del uso real del carro, y en consecuencia, se cobra de acuerdo al kilómetro recorrido. De esta manera, las horas-parqueadero no suman cobros, solo se factura el tiempo real que el vehículo esté en movimiento.

Este tipo de características agregan un ingrediente de conciencia social frente a la responsabilidad de la industria: por un lado, de acuerdo al seguimiento que le hace al usuario y sus costumbres como conductor, se produce un análisis de información que suma a la hora de prevenir accidentes, y advierte, a clientes y compañía, acerca de los riesgos a la hora de estar frente al volante, y esto redundará en campañas para prevenir accidentes, basados en data puntual y precisa.

En el caso colombiano, el panorama de uso de seguros, no es muy alentador; se calcula que solo el 30% de usuarios cuentan con un seguro integral, lo que deja expuesto a un 70% de conductores, cifra realmente alta, que representa un desafío para aseguradoras.

Este es uno de los retos inmediatos de SBS Seguros: ese porcentaje de conductores no asegurados, hoy pueden contar con un producto a su medida, en el que no se cobrará mientras el carro reposa por coyunturas particulares 0 globales como la pandemia. Así, estas tarifas facilitarán el acceso vetado durante muchos años a potenciales clientes, debido a los altos costos, que hoy, se verán reducidos y administrados por el mismo usuario. De esta manera, este producto tiene un atractivo inclusivo de atraer a un porcentaje de población que durante muchos años ha estado al margen de esta posibilidad de servicio.

De hecho, uno de los ganchos de este producto tiene que ver con la facilidad de adquisición. El proceso está diseñado para que el cliente pueda comprar su seguro, de manera 100% virtual.

El sistema está apoyado en la telemática, y con la garantía que habrá un seguimiento permanente del automóvil, no solo a la hora de conducir, también en caso de eventos como robo o accidente, todo el tiempo el carro estará monitoreado por la compañía. Adicionalmente, cuenta con un plus que otros sistemas similares, no incluyen: el sistema funciona incluso sin acceso a internet -en caso de sitios apartados o sin cobertura de redes-, gracias al soporte satelital de la aplicación.

Esta tecnología no es nueva en el mundo; el cálculo aproximado es que para fines del 2020, alrededor de 100 millones de autos estarán asegurados con pólizas vinculadas a telemática; y en 10 años, el 50% de vehículos estarán asegurados con este tipo de pólizas.

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat